Encontrando ese Lugar. -Pastor Karina San Martin

La presencia de Dios es el lugar más dulce en el que nos podemos encontrar en la vida. No me refiero solamente a escuchar un mensaje buenísimo, o a «sentirla» durante la adoración en el servicio de la iglesia o en una conferencia. Me refiero a estar en ese momento totalmente privado e íntimo en el que sólo existe uno y Dios. Tal vez ya haya estado ahí, o tal vez no. Lo interesante de Dios es que él siempre está listo y disponible para todos nosotros, sin importar el trasfondo del que vengamos o del «nivel» de relación que uno tenga con él.  Pero él está ESPERANDO… esperando a que usted y yo nos acerquemos a él.  Busque el tiempo…no: HAGA tiempo para estar totalmente a solas con Dios. Ponga música que le lleve más hacia él; apague el teléfono; cierre los ojos y escuche su voz. Yo le garantizo que regresará a buscar más. ESTE es el lugar en el que nuestra relación con él se hace real.